• Diego Marqueta

...una casita chiquitita en Canadá

Texto original: 07.Agosto.2006.

Archivo «Blógicamente - Pensamientos en 35mm»

http://blogeid.blogspot.com/2006/08/una-casita-chiquitita-en-canad.html


Veamos:


“Yo tenía una casita chiquitita en Canadá/

con un estanque y flores, las más lindas que hay allá /

y todas las muchachas que pasaban por allí /

decían qué bonita es la casita chiquitita en Canadá”.


(No debía ser tan chiquitita cuando tenía estanque con sus flores y todo)

Tras una época de búsqueda de piso en Barcelona, parece que por fin he encontrado algo adecuado y además cerca del despacho. La época Sitges toca a su fin, así que para aquellos que fueron demorando una posible visita a dicho pueblecito con alojamiento de mi cuenta: “too late”.


Tras casi 3 años allí, puedo dar por concluida la época “sitgiliana”. Dado que la casera no quería renovar el alquiler, he decidido buscar directamente en Barcelona: tengo la sensación de que me he venido perdiendo muchas actividades en la capital. Eso sí, estos días de verano estoy aprovechando para el bronceo y disfrute de los paseos junto al mar.


Cosas en claro tras la búsqueda de piso: la realidad inmobiliaria de este país es algo insostenible. Es una cascada en la que la indecencia+inmoralidad de los precios de los pisos, añadido al alma especulativa de la gente (en España, 9 de cada 10 personas se hipotecan, y queda un residuo importante de casas para “no-vivienda”) se traducen en alquileres inviables. Finalmente, los criterios de decisión no recaen sobre el inmueble en sí, sino sobre las impresiones que te da el compañero de piso, los servicios que hay instalados, etc.


En definitiva, da para mucho más que un simple post esta reflexión, pero creo que hay por la red suficientes gurús inmobiliarios a los que consultar. Aunque estoy seguro de que viven de alquiler, hoy por hoy.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo