• Diego Marqueta

Diapositivas Irresistibles (II): Si es bonita, es grande.

Y si es grande, es bonita.


Un poquito de Arquitectura

{Brother-in-Law MODE ON}

El arquitecto Jean Nouvel, en su propuesta de viviendas en Saint-Ouen (Francia), junto con François Barré y Jacques Le Marquet (el cual no recuerdo que sea primo mío), define que «una vivienda bonita es una vivienda grande».


Nouvel es conocido por edificos grandes y relevantes, como el Institut du Monde Arabe (París), o la torre Agbar, (Barcelona). Esta última siempre discutida en originalidad por si éste copió al 30 St Mary Axe (Londres) de Norman Foster o viceversa: En favor de Nouvel, éste lo empezó en 1999. Aquí un servidor trabajaba en Barcelona durante los años de la fase final de la obra: la gente alucinaba con aquello que se estaba montando, claro. Reminiscencias geométricas las dejamos para otro día. En cualquier caso, Gaudí se adelantó a ambos, pues ideó un hotel para Manhattan en 1908 que parece ser precursor de la idea. Se quedó en un concepto: una especie de Sagrada Familia redondeada y comprimida a base de supositorios (es un suponer).



Pero Nouvel también tiene propuestas de vivienda colectiva, con retos propios: concepto, función, tipologías, espacios y materiales que ésta presenta. Y aquí es donde toma validez la sentencia del inicio. Porque cuando hay dineros (Torre Agbar = 136 millones €), pues es tirar con pólvora del rey. En realidad, Pólvora del «Jeque»: Abdulaziz Ibn Fahd, que fue el que puso los petrodólares. Ahí es fácil ponerse a tirar metros cuadrados en todas direcciones. La gracia es mantener y cumplir ese pensamiento cuando el presupuesto es otro y destinado a vivienda social.

{Brother-in-Law MODE OFF}



El placer de no poner nada

Como dijo Isócrates acerca de su obra Discursos: «Hacer pequeño lo grande y grande lo pequeño». Y aquí es dónde se demuestra si eres buen arquitecto.


Pues lo mismo para las diapositivas. Es fácil plantear una diapositiva con una imagen y una sóla palabra cuando estás haciendo una presentación meramente artística. La gracia está en saber usar criterios visuales atractivos cuando estás contando algo con un fondo técnico.


Hay decenas de paralelismos entre Arquitectura y Comunicación. Y en concreto, entre Arquitectura y Presentaciones: Función, estructura, estética, luminosidad, equilibrio, relaciones, mantenimiento, coherencia, entorno, contexto, elegancia. Todos ellos factores que definen un edificio y que definen también las diapositivas de una presentación.


Por eso en otros textos os he hablado de los «ejes» de una diapositiva: nos sirven para identificar dónde va una «pared maestra» y dónde, sencillamente, no poner nada. Es decir, dejar que la diapositiva respire.


Como ya imaginarás, esto implica olvidarte de los bullet points. (Guárdatelos para tus listas de la compra en el súpermercado, que ahí te vendrán muy bien).


Ideas rápidas para que tus diapositivas sean como apartamentos de lujo

  • Nada de plantillas horteras con fondos geométricos pseudo-pop.

  • Una diapositiva por idea. «Una» significa que, si te pones a contar del 1 al 3, todo lo que va después del «1», fuera. Corolario: Una gráfica por diapositiva. Y realizada con esmero. No vale quejarse, que ya os conté que al cerebro no le gustan las gráficas chusqueras y os puse un vídeo chulo.

  • Liposucción en las frases: elimina partículas (p.e.: preposiciones) en lo posible.

  • Uso de ejes (regla de los tercios o según Fibonacci)

  • Uso racional y elegante de tipografías. ¿He dicho alguna vez que usar Comic Sans está «tipificado» como delito de lesa Humanidad en La Haya?

Una diapositiva grande es una diapositiva bonita.

Una diapositiva bonita es una diapositiva grande.




51 vistas
  • Canal YouTube De Diego Marqueta
  • Instagram de Diego Marqueta
  • Perfil LinkedIn De Diego Marqueta
Acceder al blog de Diego Marqueta

Contenidos y fotos web © 2019 Diego Marqueta.

Diseño web: Rosa Triay