• Diego Marqueta

Es Personal

Pero cómo no lo va a ser...


A ver, piensa en la última foto de grupo que te han enviado por WhatsApp. ¿Qué es lo primero que buscas? Exacto. Te buscas a ti. A ver qué tal has salido. Aunque sea la foto de la boda de tu hija. Vas inmediatamente al nudo de tu corbata. Hay gente que posa haciendo una cruz con los dedos encima de la cabeza para encontrarse luego en la foto.


Es una cuestión biológica: estamos pendientes de nuestro ego y si el entorno en el que se mueve es hostil o no; cuáles son sus opciones para supervivencia. Sí, sí. Por eso recorremos la foto con la mirada ansiosa hasta encontrarnos y comparar con el resto de la fauna. Para ver si somos un ejemplar con posibilidades de sobrevivir. Al final las emociones van de esto.


Aquí un servidor de ustedes, feliz por personalizar las diapositivas Powerpoint. No me negarás que las hago chulas.

Haz que las personas se sientan reflejadas en tu presentación.


Tienes a un grupo de personas ahí sentados, motu proprio (o porque les hayan obligado a ir a la sesión), delante de ti y tu presentación, pudiendo estar bebiendo una cerveza, leyendo, tumbándose en la piscina. O las 3 cosas a la vez. Y vas y les sueltas el típico rollo corporativo proyectando con PowerPoint las mismas hojas de tu dossier. Y eso no lo convierte en diapositivas de una Presentación - es simplemente un catálogo en pantalla.


Por eso no concibo que las presentaciones que hacemos en este país se olviden de hacer siquiera un guiño al lugar, a la ciudad y a las personas que asisten. No digo ya nada si además es en casa de un cliente.


En una de mis charlas («Haz Presentaciones como Apple») explico la lógica de las presentaciones de dicha empresa, que son las más laureadas en el mundo. Uno de sus componentes esenciales es enfocarse al oyente: se pegan más rato hablando de ti y tus aventuras grabando con un iPhone que del aparato en sí.


Poner la presentación en clave del oyente es el ingrediente casi mágico (en realidad es método) que hace que quien asiste resuene. En ocasiones implica hacer una análisis concienzudo. En otras, es sencillamente introducir una idea o una foto que les apele (pero no se la pele).


Casos prácticos


A continuación, 3 casos de presentaciones que he hecho en clientes y los puntos clave de la personalización. Para vuestra colección de recursos e ideas y todo por el módico precio de estos 5 minutos de lectura.


Cliente: Centro de Investigación: Charla de clausura del evento anual de investigadores.

  • Hice una foto con el móvil de la ceremonia de entrega de premios que había 1 hora antes de mi charla. Pegué la foto en la diapositiva.

  • Antes del evento, me enviaron el programa con los 20 ponentes de la jornada. Preparé una «nube de palabras» (hay webs en que puedes hacerlo) con sus nombres y la pegué en la diapositiva. Ah, me aprendí los nombres y los recité en el orden en que habían intervenido. No es demasiado pedir el aprenderse 20 nombres para un rato. En el cole te aprendiste cosas mucho más complicadas. Un secreto: lo hago en todos mis cursos. Y como puedes ver aquí, conforme lo vas recitando, la gente va murmurando… No se lo esperan, es sorprendente y te da credibilidad. A esas personas les estás demostrando que te importan. O al menos hasta que acabe la sesión. Te prometo que a esa gente la tienes legítimamente en el bolsillo hasta el final. En ese mismo enlace, si aguantas 6 minutos más, verás que diapositiva tras diapositiva, mi charla despega con referencias visuales a ellos: por ejemplo al hacer la referencia entre editar diapositivas y editar el genoma.

  • A la hora de hablar de opciones de trabajo más allá de un laboratorio, inserto una foto que hice durante la intervención anterior. Una foto panorámica la hace cualquiera con cualquier cámara de teléfono. Y la gente se sorprende al verse en esa diapositiva con una foto de tan solo hace un rato. imagina esa sensación de «un momento, pero.. ¡¿cómo puede ser esa diapositiva si lo que sale es de ahora?!»


Cliente: Multinacional de cambio de divisas: Charla sobre presentaciones.

La presentación pivotaba sobre la idea de "Cambio". No sólo de divisa, sino que introduje la idea del cambio que supone en las personas el hecho de viajar. Y cada una de las sucursales que este cliente tiene en aeropuertos por medio mundo suponen la primera experiencia del viajero que llega: el hecho de cambiar moneda.

  • Introduzco las palabras-fuerza «CAMBIO» - «ESENCIA» - «VIAJES». De fondo, una foto de un aeropuerto, en una perspectiva diferente a o habitual.

  • Uso la palabra-fuerza «EXPERIENCIA», que sirve de nexo entre la emprsas y sus clientes. La ilustra una imagen de mostrador real de esta empresa en un aeropuerto.

  • Si voy a hablar de que lo más importante de una presentación es entretener, qué mejor que personalizar una botella de cerveza con su logo.




Cliente: Universidad Pontificia de Salamanca. Curso sobre presentaciones en Start-Ups.

  • Para poner en perspectiva los 30 millones de archivos Powepoint que se abren al día en todo el mundo, hice una analogía con el PIB mundial vs español (mejor no entramos en asuntos de deuda...) y a su vez comparado con la demografía en Salamanca. Suena muy rebuscado, pero lo que importa es el mensaje visual: mostré la imagen de esta Universidad y la idea de que hoy se abren hasta 4.000 powerpoints en la provincia de Salamanca

  • También usé la imagen de la Universidad como analogía para la «Arquitectura de las Presentaciones». El concepto es habitual en mi charlas y cursos, pero resulta obvio que sólo ese día lo ilustré de ese modo.

  • Para hablar de ponernos en el lugar del oyente y su punto de vista, utilicé una imagen dinámica del balcón del Ayuntamiento en la Plaza Mayor.


Otros ejemplos:

  • «Presentaciones redondas» para un fabricante de galletas: ¿qué mejor que preparar una diapositiva con una galleta de este fabricante?

  • La potencia de la conversación, para un fabricante de cartones: imágenes de «bocadillos» de texto de cartón.

  • Plasmar visualmente la actividad central de una multinacional farmacéutica. ¿Quieres saber el texto corporativo desde el que partí? Es éste: "Ensure compound, product and packaging attributes while mitigating downstream risk in manufacturing. We offer global end to end solutions from cGMP analytical testing services of both small and large molecules, solid-state chemistry and particle engineering, to container qualification and testing, packaging and distribution testing, medical device and drug delivery testing, extractables / leachables and impurities detection and microbiology. Development and validation of test methods is routinely executed by our experienced teams to meet your batch release, stability and quality control testing needs". ¿Método? destaco en rojo los conceptos clave (=valor de la empresa«) y en verde los medios para ello.

Naturalmente, esto se pronuncia durante la presentación mientras proyectamos ese mejor impacto visual. Por cierto, recordando lo que contaba sobre Fibonacci, incluyo 4 vistas del esqueleto que arma dicha diapositiva. Cada elemento tiene una ubicación que se define sistemáticamente. Y es tan fácil como utilizar la espiral de Fibonacci. Fíjate en los centros de los objetos y la posición de las palabras: queenvueltos por la espiral o bien coinciden con el punto en que converge la espiral. También puedes usar los ejes de la regla de los tercios. Que si te gusta la Fotografía, seguro que ya la conoces.



Conclusión


En la final de los 100 metros lisos del Campeonato Mundial de Londres 2017, el último en cruzar la línea de meta (Bingtian Su - 10.27), lo hizo sólo un 4% más tarde que el primero (Justin Gatlin - 9.92). Si vieras la carrera borrando digitalmente a los otros 6 (incluyendo a Usahin Bolt que quedó 3º), creerías que llegan a la vez.


Pero ese 4% es la diferencia que lo cambia todo.


Como ese 4% diferente y personalizado en tu presentación. Que es el que hace que los ganes a todos durante toda tu charla.


O como ese 4% de lectores que, en pleno Julio, habéis llegado leyendo hasta aquí.


O como si fuera sólo uno: justifica plenamente la elaboración de este modesto relato.


Escríbeme diciendo "soy del 4%" y te enviaré un regalito.



CINEMATIC 11: El Arte vino con Etiqueta. Con Ana Gállego.

(¿O la Etiqueta vino con Arte?

¿o el Vino se etiqueta con Arte?).


(📺YouTube / 📻iVoox)


Ana es directora de Marketing, Comunicación y Enoturismo (desde antes de que existiese dicha palabra) en Bodegas ENATE.


Charlamos con Ana acerca de: [1] curiosidades en la elaboración del vino; [2] diálogo entre el Arte y el vino; [3] matices marca-comunicación


Hacemos un viaje a lo largo de 6 etiquetas:

  • Enate Chardonnay barrica: Antonio Saura.

  • Enate 234: Pepe Cerdá.

  • Enate Rosado: Víctor Mira.

  • Enate Syrah-Shyraz: Manuel Rivera.

  • Enate Uno Chardonnay: Erwin Bechtold.

  • Enate 25 aniversario: Jaume Piensa.

En el canal YouTube tienes disponible este mismo podcast, con las imágenes de las etiquetas correspondientes mientras escuchamos a Ana hablando de cada una de ella.

Le escucharás el 77% del tiempo. Así que no puedes perdértelo.


CINEMATIC:

Podcast sobre COMUNICACIÓN INTERNA Y EXTERNA EN «MATIC» - Matemáticas · Arte · Tecnología · Ingeniería · Ciencia.

(Áreas de conocimiento "STEAM": Science · Technology · Engineering · Art · Mathematics)



📺YT: https://youtu.be/1b3qGZdrv5g

📻iVoox: https://www.ivoox.com/54203848


¡Aprendemos un montón de cosas interesantes sobre las etiquetas de las botellas de vino ENATE!

www.diegomarqueta.com

80 vistas
  • Canal YouTube De Diego Marqueta
  • Instagram de Diego Marqueta
  • Perfil LinkedIn De Diego Marqueta
Acceder al blog de Diego Marqueta

Contenidos y fotos web © 2019 Diego Marqueta.

Diseño web: Rosa Triay